Buscar
  • Enrique Silva

Pensamiento iterativo para lograr la diferenciación

Actualizado: 11 jul 2019

Mientras más vivimos, las cosas duran menos. Es decir, el valor de lo duradero se reduce en la medida que todo es más rápido.


La esperanza de vida de los mexicanos aumenta año con año, sin embargo, la duración de las cosas está disminuyendo a un ritmo cada vez más acelerado. La nueva realidad está pasando por un cambio: de la linealidad, la artesanía y la escasez, a una marcada por la aceleración (por ejemplo, de la toma de decisiones), la automatización (por ejemplo, de los servicios) y la abundancia (por ejemplo, de los datos).


Mientras más vivimos, las cosas duran menos. Es decir, el valor de lo duradero se reduce en la medida que todo es más rápido. Estamos como en una carrera en la que los gustos promedio, los estilos promedio, las conductas promedio deben de estar en constante cambio; lo cual plantea retos interesantes a todo tipo de organización.


Hoy más que nunca las personas, las empresas y las marcas quieren ser distintos y quieren diferenciarse de los demás; y lo intentan a través de lo que consumen, de cómo lo consumen, de lo que hacen, de lo que dicen, de cómo se visten y hablan. La idea es ser diferente y único. Y al buscar esa diferenciación evitan la repetición y optan por el cambio constante. Es decir, alejarse del promedio.


Para fortuna de las nuevas generaciones, con la tecnología disponible, es cada vez más común comprar cualquier artículo y que éste tenga la posibilidad de personalizarse. Carros, ropa, celulares, alimentos, entre muchos otros. etc. casi todo es personalizable. El alcance de la “customización” es extenso y está llegando al campo laboral en el que ya hay trabajos que se están personalizando en sus esquemas de horarios, beneficios y espacios.

Paralelamente a esto, las generaciones “Millennial” y “Centennials” han crecido utilizando la comunicación visual y efímera, lo que ha generado grandes expectativas en cuanto a cómo y cuándo desean conectarse con las marcas, con sus líderes, o con la comunidad.

Estamos viviendo una época interesante, muy exigente y al mismo tiempo retadora. El mercado pide ser diferente, el cliente quiere cosas diferentes y para lograrlo es necesario entender que se requiere aprender y enfrentar los desafíos en un constante aprendizaje iterativo y consecutivo.


La iteración es útil para acumular conocimiento y hacer posible la innovación, la transformación y la diferenciación. Se repiten procesos para aprender, para acumular datos y para establecer mejora continua en el proceso de entender al consumidor.


Piense en la palabra digital. Es común escuchar en las empresas que se están impulsando iniciativas para lograr “lo digital”, sin embargo, muchos de los procesos que los soportan son análogos. Lo que encontramos entonces son acciones que no incluyen pensamiento iterativo, solo lluvia de ideas que al implementarse fracasan porque no hay aprendizaje.

El reto que plantean la aceleración, la automatización y la abundancia de datos es enorme y es necesario aprender diariamente para poder ofrecer productos diferenciados y personalizables. Es decir, ser relevantes en el mercado. La organización que aprende es la que registra sus procesos, los revisa, los corrige o modifica y sigue, y sigue una y otra vez. En un continuo de aprendizaje de los qué, de los cómo y de los por qué, hasta lograr saber tanto y conocer tanto que podrá personalizar.


Lograr la diferenciación exige una visión a largo plazo, en el que a través del pensamiento iterativo se aprenda del conocimiento acumulado. Los beneficios para el consumidor se dan por la integración y la agrupación del conocimientoacumulado, para que al final se logre relevancia (para los consumidores) y permanencia en el mercado.


Publicado originalmente en El financiero.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Es como un hábito positivo que permite a quien lo practica avanzar y hacer que los demás avancen. Según la Real Academia Española ser puntual significa “Que llega o actúa a la hora precisa o convenida

Una campaña electoral es un proceso de venta, las frases y las ideas que se usan son las que suenan más “vendedoras” y se diseñan y usan para atraer votos. Es muy común escuchar en las promesas de cam

En un país que demuestra que su método electoral es democrático invirtiendo tiempo y millones de pesos en los procesos, pero obtiene como resultado la abstinencia por parte de sus ciudadanos, habría q